incesto, relatos de incesto , sexo incesto , videos de incesto , fotos de incesto ,  padre e hija , sexo en familia

incesto, relatos de Incesto , sexo incesto , videos de incesto , fotos de incesto , padres e hijas , madres e hijos

!! Incesto Real 100% !!

Relatos de incesto Real te ofrece,  mas relatos , mas fotos y mas videos de incesto que nadie .
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos .
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar

 

Video de incesto real Padre e hija haciendo sexo oral y sexo anal por primera vez

Relatos porno

Pulsa sobre la imagen para ver el video en Exclusiva - Padre e hija real !!

- Incesto
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- Orgías
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Transexuales
- Trios
- Violaciones

- Voyerismo
-
Zoofilia

Foro de incesto ( Ultimos 30 mensajes )

 

 

 

 

- Ayer le folle el culo a mi hermanita de 12 años
- Busco chica que le guste fantasear con el incesto
- Me gustaría follar con mi madre
- Mi hermano se excita conmigo
- alguien que quiera jugar?
- Mi primita de 8 años follada y desvirgada por mi
- Todo se queda en familia :)
- Me encanta mi sobrinita ;)
- quiero follarme a mi padre, ayuda.
- Acabo de correrme encima de mi hija dormida
- Me cogi a mi hermanita de 12 años
- Me folle a mi hermanita de 5 años
- Mis tias y yo des de Los 10 anos
- me quiero cojer la hija de mi vecina de casa
- Busco mama
- mi prima de 12 años...
- Videos de incesto reales
- Folló con papa desde muy chica
- Me folle a mi prima de 10 años .
- mi hijastra
- Family incest!
- Me quiero follar a mi hija de 16 años
- Me gustaria follarme a mi madre
- Quiero sexo con mi mama
- Orgia Familiar
- incesto
- Real historia de vida incestuosa
- Quiero follar con mi hermana.
- Quiero follar con mi sobrina.
- Tengo 40 años y follo con mi hijo de 18 años
- me quiero follar a mi tia
- Me gustaria follarme a mi madre
- Me gustaría tener sexo con mis dos hermanas
- pregunta sobre mi madre
- sexo con mama y mi hermana
- quiero tener sexo con mi mama
- me hice a mi suegra...
- mi suegra me tiene loco
- como hago para cojer a mi sobrina de 29 anos
- chico de 22
- Mi hijastra
- 2 Chicas Voluptosas hermosas chupandosela en el tren que atrevidas
- Me folle a mi hermana de 14
- No tiene Piedad en Actriz Francesa Debutante casi le Rompe el culo
- Terrible Cola Pide Verga a full
- busco consejo
- REVANCHA su chica lo engaña con nuevo Novio poniendo semen en cepillo de dientes
- Como me folle a mi hermana pequeña
- Lindos Videitos porno
- quiero tener sexo con mi tia!

 

 

 

 
 
 

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

 
- Acceso por tarjeta

 

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

Relatos de incesto mas destacados
 

 Incesto Incesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Madre e Hijo

 Videos y Fotos de Incesto

 

Relatos de Incesto

RELATO REAL : DROGUE A MI MADRE Y ME LA FOLLE SALVAJEMENTE

Al fin despues de drogarla lo hice.

Lo que relataré ahora, fue algo que me contó mi amigo y hoy se los transcribo tan idéntico como el me lo contó a mi, haciendo un esfuerzo por recordar 

El comenzó su relato así...

Me sucedió hace tres años aproximadamente. tengo 22 años y una bellísima madre de 40, de sensual aspecto, cariñosa y muy mimosa. Separada, vivimos juntos con una hermana de 20, tan hermosa como ella.

Nunca las había contemplado, ni a mi madre ni a mi hermana, como mujeres, fuera de comprender tanto la realidad de su belleza, como que somos consanguíneos.Mi madre era maestra en un cuarto grado de una escuela, y muy querida. Volviendo una tarde de la universidad donde yo estudiaba, la encontré llorando, pese a que trató de disimularlo. Acortando, me dijo que un profesor, al cual yo no conocía, trataba infructuosamente de seducirla, alentado por algunas concesiones de ella, pero que no había querido proseguir por no amarlo. 

El tipo era un pesado y la estaba comprometiendo ante los ojos de sus colegas, y esa noche, durante la cena, nos confesó a mi hermana y a mí, que le había dicho que tenía ella ya un amante, y que ese fin de semana iría con él a un hotel de una playa alejada de Buenos Aires, y el tipo no la creyó, y ella, imprudentemente, le dijo a cual hotel iría, y tampoco le creyó; en fin, que él se iría a ese hotel ese fin de semana a buscarla, y ahora mi madre no sabía como salir del lío.

Mi hermana, Patricia, le dijo: que se fuera con alguna persona de confianza y se hiciera pasar por su amante, si, pero ¿en quien confiar?. Riendo mi hermana dijo que me llevara a mí. Nos miramos y reímos, y entonces la cosa fue cuidadosamente planificada entre los tres.

Ese viernes nos fuimos en el coche, un día antes, a fin de preparar todo. Llegamos, ella dio su nombre, callando el mío, y sospecho que pensaron en la administración que la hermosa señora se llevaba consigo a un amante. Entramos finalmente en la alcoba con una sola cama de matrimonio, a pedido de ella, y acomodamos la ropa, algo nerviosos y yo con una extraña sensación de estar cometiendo una locura.

Esa mañana, decidimos irnos a la playa privada del hotel; estaba con una bikini despampanante, y sus senos, turgentes y duros para su edad, querían escaparse del breve corpiño; no pude menos de mirar el hermoso triángulo de su bajo vientre, apenas cubierto por la malla, y para mi desesperación, mi pene se puso tieso, y notándose perfectamente el bulto debajo de mi pantalón de baño. Ella me miró, se ruborizó, y riendo me dijo que me comportara como un novio, para que los pasajeros no sospechasen nada; me tomó de la mano, y corrimos como dos chicos hacia el agua; durante un rato, jugueteamos hasta que de pronto, yo me senté en el fondo de arena, cubierto apenas hasta el pecho por el agua, y ella instintivamente, se sentó entre mis piernas abiertas de espalda a mí, y nos quedamos quietos en esa erótica situación. Creo que no se daba cuenta de lo que sucedía, pero a mí, mi palo se endureció nuevamente y sin poderlo evitar, se lo apoyé a lo largo de su trasero, hermoso y turgente, y me apreté a ella; mamá no decia nada, hasta que mirandome dijo

-.Cómo deberemos besarnos cuando llegue ese desagradable tipo, empecemos ahora... y además, ante todos, somos novios.

Me ofreció sus labios, y creí desmayarme del susto; al comienzo fue un beso suave, pero cuando ella separó los labios, y mi lengua entró en su ardorosa y perfumada boca, se hicieron apasionados y terminamos jadeando. Sin darme casi cuenta de un posible un rechazo, subí mis manos que estaban en su cintura, y la tomé por los pechos por encima de la bikini; suspiró, y aceptó la caricia. Perdí la noción del tiempo, de la gente que estaban bañándose, de que la mujer que tenía apretada era mi propia madre, que era todo eso una locura, y mi lengua entraba y salía de su boca, nos intercambiábamos la saliva como si fuese una droga de amor, y mis dedos apretujaban sus tetas en una caricia incestuosa y ardiente.

Después, cuando salimos del agua, en silencio, tímida, ella se colgó de mi brazo y nos dirigimos al hotel; nos cambiamos de ropa, sin que comentara lo sucedido, y bajamos a almorzar.

Hubo un corto silencio y luego ella me dijo cariñosa y tierna:

-.Escucha hijo... esto que sucedió en el mar, me ha gustado más de lo que suponía, y no me arrepiento, pese a que nuestros besos fueron muy... muy poco de madre e hijo... -se sonrió al decirlo: -pero deberemos repetirlo mañana cuando venga ese desgraciado y nos sorprenda...

En realidad, la cosa había sido armada así: el conserje lo haría pasar, cuando llegara, pero nos avisaría por teléfono de su arribo, y yo estaría con mi madre en posición inequívoca como si nos estuviésemos amando, y permitir que nos viese.

Fuimos a mi pedido a bailar a una boite que me habían recomendado por discreta y agradable. 

Ella se rió a mi invitación:-.¡Lo único que faltaría que nos viera algún conocido, yo bailando con mi propio hijo en una confitería...!Pero aceptó. Se puso una minifalda, y una blusa casi transparente, que dejaba ver su corpiño cubriendo sus hermosos senos. Pedimos unas bebidas, y comenzamos a bailar. Nos olvidamos del parentesco; en una pieza brasileña, yo bailaba con ella quien me daba la espalda y apoyaba su cabeza en mi hombro como esa mañana en la playa, y sentía su trasero, duro y ampuloso apretado contra mi vientre, y mi pene, durísimo, lo acomodé en la hendidura de sus nalgas, y bailamos así abrazados, hasta que le susurré:-.¡Mamá... dame tu boca...!

Sin decir nada, volvió su rostro y mi boca se adhirió a la suya, que estaba abierta, y besos que nos dimos nada tenían que ver con lo de la mañana, por su ardiente voluptuosidad y pasión.

El baile fue algo enloquecedor: me frotaba contra ella, buscando las ocasiones para con los movimientos acomodarle bien mi pene entre sus nalgas, y lo peor o lo mejor para mí, era que mamá gozaba con esto, y proyectaba hacia mi, su trasero, apretándolo contra mi vientre, buscando más intimidad en el roce, mientras tratábamos de besarnos en largos besos de lengua, húmedos, jadeantes.

Yo estaba a punto de acabar en mis pantalones, pero por suerte la música terminó, y en silencio, agitados, regresamos a nuestro sitio en el reservado; sentados muy juntos, nos miramos, y envalentonado por su hermosura, la noche y el deseo que me invadía, rodee sus hombros con un brazo y la atraje hacia mí. Cerró los ojos cuando mi boca buscó la suya, y con un largo suspiro se abandonó. Mi otra mano se posó sobre su vientre, sobre la corta falda, y cuando hurgué entre sus muslos, mamá los separó y pude alcanzarle el sexo que estaba empapado; de allí, temeroso de que se molestara, subí en mi caricia, y le abarqué una teta, ahora por debajo de la blusa.-.¡Hijito, por favor, no sigas...! ¡Por favor querido...!

Sentí su angustia, y obedecí; no podíamos separar nuestras bocas, y ya casi no podíamos respirar bien, cuando mi mano se posó en su pequeño pie, calzado con unas preciosas sandalias blancas de tirillas, tipo pulsera, y comencé largas caricias, ella suspiraba, sentía sus estremecimientos, jadeaba de deseo mal contenido, y poco a poco volvía a ascender, llegué con mi mano a la tersura de sus muslos, y nuevamente alcancé su vulva, y la acaricie, sin atreverme a llegar más lejos, aunque estaba loco por meterle los dedos.

Esa noche, al acostarnos, ella vestía un camisón muy sensual, y le dije que yo dormiría en el sofá de la habitación.-.¡No seas tonto... dormiremos juntos...! ¿Acaso no soy tu madre? 

Entre nosotros no puede haber nada malo.-.¿Y si lo hubiese? -mi pregunta se escapó y la vi sonrojarse:-.Entonces no te permitiría dormir conmigo... pero no hay cuidado... De lo cual yo no estaba muy seguro.

Calculen lo que pasaba por mi mente: yo era joven y ardiente, tenía a mi disposición casi, a una mujer sumamente bella, muy sensual y cariñosa, y durante la mañana la había besado apasionadamente y manoseado sus pechos; durante el baile, no había sido mi madre, sino una ardiente compañera; en ese momento de acostarnos, mi pene era una madera de duro y grande; ella se pegó contra mi cuerpo, y me atreví a pasar un brazo debajo de su cabeza, sin oposición, y de común acuerdo, nos acercamos el uno al otro acostados de lado; fue una especie de acuerdo tácito, cuando nuestras bocas se encontraron, y durante largos minutos, nuestras lenguas se buscaron jadeantes, se enroscaban una contra la otra, lamía sus encías y mi pene se acomodó a lo largo de su vientre; ella suspiraba entre jadeos, pero no sucedió nada más, excepto que yo tuve un orgasmo y le empapé el camisón.

Al día siguiente, durante el desayuno, nos mirábamos como amantes, enamorados y cariñosos. Tomó su mano por encima de la mesa, que me entregó, y nuestros dedos se entrelazaron, mientras ella se ruborizaba una y otra vez.Después, durante el baño en el mar, se repitió lo del día anterior, pero esta vez, dejé uno de sus senos libres, y bajé la mano hasta su vulva, y con un estremecimiento, su lengua enredada en la mía, permitió que yo le acariciase su sexo.
Esa noche, nos preparamos para la comedia: se puso un baby doll rosado, pero cuando se tendió en la cama, se quitó el calzón del mismo, y con las piernas apretadas, ruborizada, los ojos que no se quitaban de los míos, esperó que yo me desnudase, y luego, esperamos estrechamente abrazados, pero yo temía que el individuo descargase su rabia con un escándalo o peor; dio un salto asustada cuando el teléfono de la conserjería avisó, y con un grito me dijo apremiante:

-.¡Pronto, acuéstate encima mío y haz que me estás penetrando...!

Así lo hice: ella separó sus bellísimas piernas, y me acomodé entre ellas, y mi pene, duro y grueso, se acomodó contra su vulva desnuda y húmeda, a lo largo de la misma, quedando entre sus labios como dentro de un estuche caliente y húmedo. Nuestras bocas se pegaron, en un beso ardiente, y comencé a moverme con los movimientos de coito, como si estuviese dentro de ella: se sintió abrir una puerta, (habíamos dejado un velador encendido que apenas iluminaba la escena), enseguida unas palabras soeces, pasos rápidos, y un portazo de salida: todo había concluido para mi madre.

Pero algo sucedió: no me aparté de ella, y seguía moviéndome encima de ella, frotando mi pene contra la entrada de su vientre; mi boca seguía pegada a la de mi madre, y vi que cerraba los ojos dulcemente.

Entonces, loco de amor y de lujuria, elevé mis caderas, y suavemente, le apoyé el glande en la entrada de su vagina; no dijo nada, su boca seguía ardientemente adherida a la mía, y jadeaba, no trató de cerrar las piernas, y como no protestó al sentir mi glande entre los labios de la vulva, empujé, mi pija, dura como un palo, caliente como el fuego, le entró totalmente en la concha, arrancando de su boca un largo gemido de pasión.

Fue una locura: ¡me estaba cogiendo a mi propia madre! ¡Era un incesto de madre e hijo! No me importó y a ella tampoco: elevó sus piernas desnudas, y me rodeó mis caderas con ellas, en un abrazo de intensa lujuria. Yo comencé a moverme de arriba a abajo, entrando y retirando casi mi miembro de su vientre, y ella, gimiendo, me acompañaba en su delirante entrega.

Emitió un largo y apasionado gemido cuando mi semen inundó su vagina, caliente y abundante, y comenzó a moverse enloquecida acompañando mis espasmos de pasión. 

Fue en realidad nuestra noche de bodas, y a la mañana, empapados de semen y flujo, nos despertamos entre asombrados recuerdo.

-.¿Que hemos hecho? ¡Eres mi hijo...! ¡Soy tu madre...! -murmuró temerosa. No la dejé que pensara más sino que me tendí encima, busqué su vulva con mi miembro nuevamente duro, y se lo metí, haciéndola olvidar sus temores. Entonces, su entrega fue total, y se transformó en una ardiente y deliciosa amante. Terminamos exhaustos; se acodó a mi lado y me miró pensativa.

-.¿Que ocurre mamá...? ¿Estás disgustada por esto...?-.No hijo... solamente pensaba en lo amoroso y apasionado que eres... y tengo que confesarte, que estoy enamorada de ti... como una jovencita... como una novia.-.Mamá... -respondí emocionado: -Yo estoy locamente enamorado también de ti... y eso me asusta un poco.-.¿Porque amor mío...?-.Porque eres mi madre, porque te amo como a mujer, porque soy tu hijo, y porque me enamoré de ti...Enrojeció de placer. Me besó largamente en la boca, y su mano buscó y asió entre sus suaves dedos mi pija, endurecida nuevamente, y murmuró mientras me la acariciaba:-.Cojéme otra vez, amor mío... y olvidemos que somos madre e hijo... somos ahora marido y mujer... -y agregó mientras se trepaba encima de mí, buscando meterse mi pene: -soy tu mujercita, mi amor... soy tuya ahora y siempre... ¡Ahhhh...! -estaba totalmente empalada con mi carne, y cayó sobre mi pecho moviéndose lúbricamente, mientras yo lanzaba dentro de su ardiente vagina, un chorro de caliente semen que le inundó el vientre.

Cuando nos dormimos, ella encima mío, aun tenía dentro de su vagina, mi pene casi tan duro como al principio.Al día siguiente emprendimos el regreso, pero a medio camino nos detuvimos a dormir en un motel, y tuvimos otra noche inenarrable.Cuando llegamos, mi hermana, Patricia, me comentó que mamá parecía cambiada, más alegre, más cariñosa, y muy satisfecha. Entonces, le dije la verdad, porque me interesaba que supiese.

-.Durante nuestra estadía en el hotel, la cogí...-.¡Pero es nuestra madre...y la puedes dejar preñada! -exclamó alarmada, con cara de susto. Entonces tuve que explicarle lo sucedido, cuánto nos amábamos, la locura de la relación y la vi interesada. Una mala idea me cruzó por mi mente:

¡Sería hermoso, Patricia, que mama, salga preñada y así tener relaciones contigo también, ya que eres mi hermana y además muy hermosa total, así tengo a mi familia y todo queda aquí entre nosotros, que te parece, ya habiendo comenzado...!

Y si mamá salió preñada teniendo a los nueve meses, una linda mujercita, que hoy lleva el nombre de claudia.!

Y Patricia me acaba de dar una buena noticia que el examen de embarazo le salió positivo y ojala sea también mujercita.
 

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Madres e Hijos ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

 

 Incesto Incesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Abuelo y Nieta

Videos y Fotos de Incesto


Perdí la virginidad con mi abuelo


Tenía 18 años, cuando ocurrió lo que sucedió. No sé si reaccione correctamente, lo cierto es que no podía hacer nada más. A mis 18 años, era ya una chica alta, comparada con mis demás compañeras del colegio, media, 1.55, mis senos comenzaban a desarrollarse, realmente parecían más bien dos pequeños limones, no terminaba de salirme el vello en mi virginal cuquita. Tenía entonces un culito redondito, respingón, y una altanería propia de la malcriadez con que me había criado mi padre. Pertenecemos a una clase social media alta, lo que me hacía prepotente, papi me defendía y daba la razón en todo momento, mi mami, no tanto, porque consideraba que me iba a los extremos. Tengo 3 hermanos más, y con ellos la educación fue distinta. Iba a un colegio para "señoritas", donde realmente no era precisamente el lugar que mis padres creían que era. Pero en fin, me gustaba estudiar allí, estudiaba desde la hija del Presidente, hijas y sobrinas de Ministros, grandes empresarios y nosotras las hijas de profesionales.


Al colegio me llevaba un chofer, un señor, que no era tal, debía tener en ese entonces unos 35 años, moreno, alto, de buen cuerpo. Soltero y quién siempre accedía a mis peticiones. Por miedo o por respeto a mis pataletas de niña malcriada. Mis padres se fueron en pleno mes de Abril para París y Londres iban a pasar unas merecidas vacaciones, mis hermanos y yo quedamos a cargo de nuestra abuela y el esposo de ésta que no era mi abuelo, pero si tenía muchos años de casado con mi abuela. Una tarde, luego de salir del colegio, el chofer debía dejarme en casa de mi abuela, quién no estaba, según me informaron las muchachas que limpiaban la casa había salido intespectivamente a visitar a un familiar que había caído enfermo, en una ciudad cercana pero distante a la vez. Mis hermanos, al ser mayores podían quedarse solos en casa, pero como yo era menor, estaba al cuidado de mi abuela.


Subí de mala gana, a la que siempre fue mi habitación mientras me quedaba allí, me cambié de ropa y me dispuse a bajar a almorzar. Allí estaba mi abuelastro, quién había llegado como siempre a comer con la familia, que no era otra que mi abuela y un tío, que se había ido con ella, para acompañarla. Nos saludamos, amablemente aunque, sentía que era el responsable de que mi madre no se hubiese criado con mi abuelo real, que era un ser estupendo, culto, cariñoso, educado.


-No le darás un beso a tú abuelo, me preguntó


Me acerqué de mala gana como siempre, y le dije lo más malcriada que era, y le dije:

-Tú no eres mi abuelo. Mi abuelo se llama Pedro,

-Pero de todas formas te quiero como si fueras mi nieta, anda ven y dame un beso.

-Se lo di, el siempre había sido muy especial conmigo después de todo.


El me dio un beso, y me dijo que me sentará en la silla que siempre ocupaba mi abuela. Lo hice, no si antes hacer mis gestos de fastidio.

Nos sirvieron la comida, y me dijo:

-Hoy no tengo deseos de regresar a la oficina, mejor me quedo a hacerte compañía.

-No es necesario, le respondí

-Pero deseo hacerlo chiquita linda.

Sus palabras me agradaron, y mucho más cuando me dijo:


-Aunque viéndote bien, ya no eres una niña, eres toda una mujercita, que hasta novio tendrás.

Le respondí que no, que novio no tenía. Que el sabía muy bien como eran de celosos mis padres y hermanos


-Hay muchos hombres malos, por eso te cuidamos tanto, respondió

Y me dijo que él sabía que yo desde hacía tiempo había pedido unas botas de cuero hasta las rodillas, y que mis padres no estaban de acuerdo con que las usará, me dijo que él me las había comprado ya que sabía que el mes próximo sería mi cumpleaños.

Eso me hizo saltar de alegría y le pedí que me las mostrara, me dijo que lo haría, siempre y cuando guardará el secreto hasta el día de mi cumpleaños. Cuando las muchachas del servicio terminaron de recoger la mesa, me dijo que me las mostraría y así sabría si me quedaban bien.

Subió a su cuarto, bajo al poco rato y traía una caja con las botas que yo deseaba. Me quedaron perfectas, y me dijo:


-Creo que te vendrían bien con unos shorts o una minifalda

-Sí, pero mis padres no me dejarán usarlas- Le dije.

-De eso me encargaré yo. Me respondió. No digas nada, para yo preparar el terreno,- continúo diciéndome-. Creo que es hora de que vayas a hacer tus deberes escolares, y yo me iré a trabajar a mi estudio, me dijo.

-Puedo tenerlas puestas un rato, pregunté.

-Claro, pero ya sabes… que no serán tuyas hasta el día de tu cumpleaños.


Subí las escaleras de la casa, hasta la habitación que servía por esos días de mi alcoba, me miré al espejo y me quedaban grandiosas las botas. Me las probé con unos shorts que tenía, y una franelilla de algodón. Me senté a hacer mis deberes escolares. Al terminarlas, bajé a la cocina y ordené que me prepararan algo de merienda, y me fui al estudio de mi abuelastro. Abrí la puerta y pude verlo recostado en un sofá de cuero mirando la TV. Entré y le dije.

-Mira como me quedan

Me miro como quien descubre algo que antes no había visto, y me dijo:

-Mira como has crecido eres toda una mujercita, estás preciosa, deberé comprarte una mini para que la uses con esas botas


Me sentí muy feliz, y como era tan caprichosa, fui a darle un beso de agradecimiento, y le dije que esperaba que me dejaran usarlas, me abrazo, y me pego mucho a él. Me preguntó si no tenía calor, que si quería prendería el aire acondicionado, y me invito a ver una película. Hacía fresco, pero por el aire, mis pequeños pezones se pusieron erectos, y eso se notaba a través de la franelita que cargaba, no usaba ajustador. Notaba que me miraba, y se recreaba en mis pequeños senos.

Se levantó, se sirvió un trago. Y volvió a sentarse, pero está vez lo hizo frente a mi. Me miraba constantemente. Bebía su trago, y me veía de una manera extraña, me puso nerviosa y le dije que iría hasta mi habitación. Me dijo que estaba bien, que nos veíamos en la cena, mi tío llamo, y dijo que no regresarían esa noche que el hermano de mi abuela estaba delicado y que ella no quería venirse así, mis padres también llamaron, y me contaron lo bien que lo pasaban por Londres.


A la hora de la cena, él ya estaba sentado cuando baje al comedor, y me pidió nuevamente que ocupara el lugar de mi abuela, que era a su lado. Nos sirvieron la cena, y las domésticas se retiraron, hablamos de muchas cosas, pero nada de importancia, al terminar el postre, y luego de él beber una copa de vino, me dijo que al día siguiente, si yo quería el me recogería en el colegio, y que así podríamos ir de compras.

Así lo hicimos, lo llevé a la tienda donde todas mis compañeras del colegio compraban sus ropas, me compro todo lo que quise, e hizo que se las modelará, escogió las minis más cortas, las blusitas más bonitas, y me dijo que no escatimará en gastos, que yo era su nieta. Y que su dinero también era mío. Allí me quede callada y no le salí con una de las mías. Malcriadeces, típicas de la edad, supongo.

En el trayecto a casa, me pidió que al llegar le modelará nuevamente las ropas pero con las botas puestas, y yo feliz de hacerlo.


De repente; un carro salió en un cruce de improviso, lo que hizo que el frenará de repente, aunque llevábamos puestos el cinturón, su mano se puso en mi pecho, en el momento pensé que era producto del susto, pero la dejó allí e hizo algo de presión, sobre mis pequeños senos. Sólo me comentó, no compramos ajustadores, y yo le respondí, que no los usaba. Me dijo que pronto debería usarlos, porque estaban creciendo rápidamente, y volvió a tocarlos, le arranque de un manotazo sus manos, y me dijo que eran caricias de cariño. Que no había nada de malo en ello. Le dije que si volvía a hacerlo, se lo diría a mi abuela, y a mis padres.


Me dijo que no era para tanto, al llegar a casa, estaba ya el almuerzo servido, me dijo que no me quitará el uniforme y que nos dispusiéramos a comer, que de seguro estaba muerta de hambre. Y así lo hicimos, sólo fui a lavarme mis manos, en uno de los baños de los bajos de la casa, el me siguió y se puso detrás de mi, sentía su cuerpo muy pegado al mío y le dije que ya le daba espacio para que se lavara las de él, que porque no subía a su baño, y me dijo que le encantaba estar así conmigo. Sentí crecer su verga, y sus manos se posaron en mis nalgas, las acarició, y me dijo que definitivamente era ya toda una mujer, y como tal debía comportarme.

Esas caricias me agradaron, para que negarlo, no obstante le dije, que no lo hiciera, y me salí del baño.

Cuando regreso a la mesa estaba como contrariado, le pregunté si estaba molesto, y sólo me dijo:

-Come.. y se quedo herméticamente callado.

Cuando terminamos de comer, subió a su habitación, y yo entré a la mía, saque toda la ropa que me había comprado, y estaba probándomelas cuando tocaron a la puerta,

-Pase, dije

El entró, y me dijo que venía a desearme buenas noches, pero al ver que estaba probándome la ropa, me dijo que quería ver como me quedaba en especial una mini y una blusita que él había escogido, especialmente para mi, fui hasta el baño de la habitación, me cambié y salí, para que el viera como me quedaba,

-Te ves preciosa, mi pequeña mujercita

-Gracias le dije, me acerque a él para darle un beso de agradecimiento.

Y en ese momento, me abrazó, comenzó a besarme, y me dijo:

-Te deseo, serás una mujer muy bella cuando crezcas.

-Gracias volví a decirle, pero le pedí que me soltará.

No lo hizo, al contrario, me agarro de la mano y me llevo hasta la cama, allí me sentó y me dijo que deseaba hablarme, que él no me haría daño, bajo ningún concepto, pero que deseaba algo, y que sólo yo podía dárselo.

-Que quieres, le pregunté, nuevamente con mi voz de niña malcriada

-Toco mis pequeños senos, los apretó

Intente separarlo, pero me dijo, o te quedas quieta o verás de lo que soy capaz. Le grite que saliera, pero me tapo la boca, me tiro a la cama, y de un golpe abrió mis piernas, por sobre mi pantaleta comenzó a lamerme, intentaba soltarme pero el era más fuerte que yo, poco a poco sus caricias comenzaron a gustarme. Separo un poco mis pantaletas y me lamió toda mi cuquita, mientras me decía

-Que rico hueles chiquita mía… yo ya no ofrecía resistencia, me gustaba sentir su lengua y el roce en mi clítoris, luego cuando vio que no me seguía resistiendo, bajo mis panties, y se dedicó a comerme todo el coño, su lengua recorría todo mi bollito, sentía como ganas de orinar, me dijo que era normal, que era el placer que estaba sintiendo…

Comenzó a meter suavemente uno de sus dedos en mi rajita, mientras seguía lamiéndome, lo hizo con delicadeza, me preguntó si me dolía, le respondí

-No, no me duele… no entendía pero mi respiración se hacía cada vez más entrecortada.

-Eres una mujercita muy hermosa, quiero darte todo lo que me pidas, no debes decirle de esto a nadie, será nuestro secreto.

-Ok, le respondí

Comenzó a meter dos de sus dedos, y seguía acariciándome, me pidió que me parara, bajó su short del pijama, y saco su verga, era la primera vez que veía una, me pareció enorme, me hizo agachar y me dijo que la lamiera, como un helado, instintivamente lo hice, él cerraba sus ojos, yo alzaba la mirada y veía en su rostro reflejado el placer, no me gusto al principio su sabor, pero poco a poco me adapté, sabía entre dulce y salado, comenzó a bombearme contra su verga, cuando de repente se detuvo.

-Ven me dijo, acuéstate en la cama

-Para que le pregunté,

-Ya verás, ahora si serás toda una mujer, y lo serás conmigo…

Comenzó a meter poco a poco la cabeza de su gran pinga dentro de mi húmeda cuquita, me dijo que sentiría un poco de dolor, que cuando eso pasará le dijera para el pararse y esperar.

-Ya me duele!!!, le grité

-shhh, me dijo: espera un poco a que tu bollito se adapté, él espero un poco, mientras llevaba a su boca, mis pequeñas tetas, las lamió, las chupo, y de repente de un solo golpe, metió su verga, me hizo gritar, y tuvo que tapar mi boca, para que no se dieran cuenta, comencé a llorar por el dolor, sentía que algo impedía que su verga entrará, sentía como si me estuviesen partiendo en dos, sentía como especie de una pared, que querían traspasar… Él continúo metiendo y sacando su verga, y yo seguía llorando y suplicándole que no siguiera que parara.

-Es porque es tu primera vez, te estoy desvirgando mi pequeña zorrita malcriada,

-pero ya verás como te gustará de ahora en adelante,

Siguió metiendo y sacándola, hasta que de repente la sacó, se puso encima de mí, y acabó en mi cara, la regó por todos lados, y me beso…, me limpió con su lengua… Y me llevó al baño, allí me lavo toda, me baño… Y me dijo que de ahora en adelante sería su zorrita preferida…

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Abuelos y Nietas ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

 

 Incesto Insesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Padre e Hija

Videos y Fotos de Incesto

Un solicito padre se ofrece a desvirgar a su hija y hacer que disfrute al máximo su primera penetración.

Soy un hombre de 40 años, casado y con dos buenas (muy buenas diría) hijas. Mi esposa se llama Claudia y mis hijas se llaman Susana de 19 y Nancy de 18 años. Claudia es morena clara, mide 1.68 y tiene todo en su lugar, un par de tetas bien duras y un culito bien parado y respingón, por su modo de ser le gusta ser muy coqueta con todos; mi hija Susy es de tez clara, mide 1.58 y tiene unas buenas medidas de 87 - 58 - 89, a ella le gusta vestir muy sexy, y sinceramente me caliento mucho con sólo verla; pero de las tres la que más me excita es Nancy, y por eso sucedió esta historia, ella es de tez clara mide 1.60 y sí que tiene medidas de modelo, 90 - 59 - 91 y todo bien duro y paradito.

Un día que llegue de la oficina, me encontré con una nota de mi esposa que decía que se había ido con su hermana a comprar, y mis hijas me habían llamado a la oficina para decirme que se irían al cine después de la escuela, así que iba a tener toda la tarde para mí solo la casa, así que decidí aprovecharlo para andar semi desnudo, como a mí me gusta andar, así que me di un baño y con sólo mi bata, sin nada abajo estuve en la sala y me dispuse a ver una película xxx que me habían prestado hasta que repentinamente llego Nancy, ella vestía su uniforme del instituto, muy sexy por cierto, que es de una faldita escocesa de cuadros de color rojo que le llega un poco más arriba de la rodilla, también con su camisa blanca que hacía que sus tetitas se vieran muy apetecibles.

Al verla apagué rápidamente la tv, sin embargo, ella al verme se acercó y me saludó como cualquier hija saluda a su papá.

Yo . - ¡hola hija cómo te fue! Nancy. - hola papi bien... Yo. - ¿y tu hermana? Nancy. - se fue con unos amigos de su clase y preferí venir aquí.

Entonces ella se sentó a un lado de mí, pero no lo había yo notado pero al no tener ropa interior y después de ver un poco de pornografía mi pene obviamente tuvo su reacción y Nancy lo notó y se puso nerviosa.

Nancy. - bueno papi, quizás sea mejor que vaya a fuera a comprar algo... Yo. - ¿¿¿por qué hija??? Nancy. - eeeees que bueno no era mi intención pero vi tu entrepierna y pues, como ya en la escuela hemos visto algo de sexualidad, supe que tienes una erección...

Yo al principio me sentí fatal, pero al ver ella como que tenía un aire picaresco me di valor y decidí sacar provecho con la niña que más me ha excitado en toda mi vida sexual.

Yo. - bueno hija, ya eres algo mayor y bueno creo que es natural que ya sepas cosas relacionadas al sexo... Nancy. - sí papi pero no sé mucho. Yo. - y bueno disculpa no quería que vieras mi excitación. Nancy. - y ¿¿¿por qué te excitaste papi???

Al oír esta pregunta sabía que era mi oportunidad así que me di más valor aún y...

Yo. - bueno hija es que un hombre cuando ve a una chica tan bella como tú, pues se excita sin querer. Nancy. - ... ahh papi no sé qué decir, pero gracias por decirme que soy bella

Y en medio de esta situación noté cómo en sus tetitas su pezones respondían a mis palabras, ya que se veía que empezaban a ponerse duritos, tal como me gustan.

Yo. - hija dime qué tanto sabes de sexualidad... Nancy. - bueno no mucho pero sé lo básico. Yo. - y ¿¿¿nada más has tenido teoría??? ¿No has tenido práctica? Nancy. - ay papi cómo se te ocurre, no yo soy aún virgen, mira si te soy sincera, estoy buscando al hombre que me haga mi primera vez algo placentero y sin dolor, pero aún no empiezo tal búsqueda. Yo.- y ¿por qué no empiezas ahorita?

Mi hija se quedó atónita ante mi cuestionamiento, por lo que ella no sabía qué decir así que me decidí a dar el primer paso, conquistar su corazón para luego conquistar su virginidad.

Yo.- hija sabes tú eres muy bella y cualquier hombre daría la vida por tenerte a su lado, incluso yo, sabes me gustaría poder ser yo el hombre que buscas para aprender cosas del sexo.

Al decir esto mi mano se posó sobre sus piernas tan bellas que tiene y ella estaba bien nerviosa, y me acercaba más y más hasta que por fin la besé tiernamente en la boca aunque ella se resistió con mi fuerza pude lograr besarla.

Nancy. - mmmmm, ah papi pero esto no esta bien, tú no puedes ser el primer hombre de mi vida sexual es más ni siquiera en toda ella. Yo. - pero hija quién más te puede enseñar cómo es sin que te lastimen o abusen de ti Nancy. - sí papi pero engañarías a mamá y eso no me gustaría que ella sufriera y más por mi culpa. Yo.- pero hija yo no la engañaré es más, es mi deber ayudarte a enseñarte las cosas de la vida. Nancy. - sí papi pero... me gustaría pero no sé... Yo.- además no le diré nada si tú no le dices nada.

Al terminar de decirle esto la volví a besar en la boca y ella ya no se resistió por lo que empecé a cambiar mi beso a un beso francés, mientras que mi mano empezó a subir de su pierna a sus ricos muslitos blancos como la nieve y que me estaban poniendo el pene en toda su erección máxima.

Agarraba sus muslitos fuertemente y fui subiendo hasta llegar a la cuevita jamás explorada, y que yo haría mía, sobre su panty le fui acariciando suavemente, a lo que ella respondía con gemidos enloquecedores, mientras que mi pene salía de la bata listo para penetrar.

Yo. - Nancy, mi vida, sabes me tienes a mil, mira cómo esta mi pene. Nancy. - ay papi a poco yo te provoque tal cosa, está muy grande y gordo, quizás no me cabrá en mi vaginita, está muy chiquita para tal cosota. Yo . - no te preocupes hijita yo sé cómo te cabrá entera y hasta pedirás más, vente vamos a nuestro cuarto. Nancy. - ¿nuestro cuarto? Yo.- sí o sea tu habitación, pero a partir de hoy ahí será nuestra habitación, lugar donde te haré y te enseñaré muchas cosas sexuales.

Entonces la cargué en brazos como si fuéramos recién casados y le di un beso en su boquita muy tierno, pero ella trataba de meter su lengua, por lo que le dejé, mientras mi lengua también se metía en su boquita.

Luego llegamos a la habitación y la paré a un lado de la cama, y me quité mi bata y todo mi cuerpo bien conservado lo vio ella.

Nancy. - papi, eres el primer hombre que veo desnudo, hasta tu pene parece como así fuera una lanza de lo parado que está. Yo. - ahora hija yo te quitaré tu ropita sexy. Nancy. - a poco te excita mucho mi uniforme papi. Yo. - como no tienes idea.

Así que le empecé a desabrochar su camisa y al hacerlo le acaricié sus tetitas tan ricas por encima de ese sostén que mostraban sus ya excitados pezones y finalmente le quité la camisa que cayó al suelo, luego le desabroché esa faldita y se lo fui bajando lentamente acariciando tu bello culito y vi sus pantis ya todas mojadas por la excitación, así que le quité su sostén y sus panties dejándole solo sus calcetas y sus zapatillas, luego así parada le empecé a besar chupar esas tetas que tanto había anhelado y que ahora eran mías.

Le iba mordiendo sus paraditos pezones, a cada mordisco ella gemía más y más, ya que también le acariciaba su vagina con mi mano desocupada. Ya casi no pude contenerme y la acuesto en la cama le abrí sus piernas, y comencé a comerme su vagina, ese olor a hembra en celo me excitaba más y más así que le dije:

Yo. -hija ahora te lo meteré Nancy. - sí papi pero por fa que no me duela sí. Te quiero papi, qué bueno que serás el hombre que me quite mi virginidad

Con tales palabras ya no me contuve y le abrí y acomodé sus piernas al lado mío y coloqué mi pene tieso en su rajita y fui introduciendo poco a poco. A cada entrada ella se quejaba un poco, así iba introduciendo hasta que toqué con lo más hermoso en el mundo, con su himen.

Yo .- hija mírame a los ojos cuando te desvirge Nancy.- sí papi

Así que de una sola embestida se lo metí hasta el fondo, a lo que ella reaccionó con un grito entre dolor y placer, y de sus ojos salieron unas lagrimas, así que para calmar la situación me quedé quieto entre su vagina y comencé a besarla en la boca y le acariciaba sus tetitas en espera de que estuviera lista para empezar a bombear.

Nancy. - ya pa, ya se me quitó el dolor, please, mételo y sácalo como lo hacen en las pelis porno
Yo. - ah sí que eres una zorrita hija así que ya has visto porno. Nancy.- sí papi, he visto las películas que tu tienesssssssssss ahhhhhhhhh ¡¡¡sí másssss!!!

No terminó de decir eso cuando empecé a bombear entrada y salida de manera rápida, a cada embestida sus tetas se movían con una maravilla.

Nancy. - sí papi dale más duro, másssssssssssss hazme lo que quierassssssssss ahhhhhhhhhhhhhh mmmmmmmmmm ayyyyyyyyyyyyyyyyy soy sólo tuyaaaaaaaahhhhhhh papi
Yo.- vamos mi zorrita muévete lo haces bien, sí que estudiaste mucha teoría. Nancy.- pero me gussssssssstaaaaaaaa más la prácticaaaaaaaaaa y másssss tu papiiiiiiiiiiiiii

Eso me decía cuando le llegó su orgasmo, fue tal su placer que dio un grito con esa sensación de llena de placer total, por mi parte ya me iba a venir así que saqué mi pene y empecé a masturbarme y dejé caer toda mi leche sobre ese par de tetas más bellas y también cayó parte en su pelo rojo, por ella se lo pinta de pelirrojo y excita mucho. Y en su cara.

Ambos cansados pero satisfechos nos abrazamos y me dijo:

Nancy.- ¡¡¡gracias papi!!! sabes de ahora en adelante como agradecimiento por haberme desvirgado de una manera esplendorosa, cada vez que quieras que hagamos el amor sólo pídemelo que siempre estaré dispuesta para ti, ¡¡¡soy tuya!!!

A partir de ese momento mi hija Nancy y yo somos amantes, en próximas entregas les diré como la enculé y le enseñé a mamar, además de cómo desvirgué a una amiguita de ella.

 

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Padres e Hijas ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

 

 Incesto Incesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Hermanos con Hermanas

Videos y Fotos de Incesto

Un joven siente curiosidad y deseo de practicar sexo anal y se lo propone a su hermana con la cual tuvo en su momento su primera experiencia sexual.

Esto me sucedió en el mes de noviembre yo platiqué con mi hermana tiempo atrás de las practicas de sexo oral y anal le dije que yo todavía no probaba el sexo anal a lo que ella me comento que se sentía muy sabroso tanto para el hombre como para la mujer que algún día lo conocería.
Yo me atreví a pedírselo ya que con ella es con la única persona que me siento en confianza para hacerlo ya que ella fue la primera persona con quien hice el amor. Ella me digo que estaba bien que la esperara en el mismo lugar de la ultima vez.

Al otro día estaba esperándola con ansiedad y la vi aproximarse sentí un escalofrió y una sensación muy agradable. Me dijo si tenía mucho esperándola le dije que no me dijo no hay tiempo que perder y nos dirigimos a un hotel. Entramos a la habitación tomándola desde atrás y repagándola hacia mi sexo y diciéndole mira cómo me pongo al estar contigo dirigiendo mis manos a sus senos y acariciándolo por encima de su ropa besándola en el cuello. Me digo que le esperara que se iba a dar un regaderazo para estar fresca y limpia para hacer el amor. Le comente que yo también quería bañarme me dijo que esperara a que ella terminara. Y entró al baño yo me senté en la cama esperándola. Oí el agua correr, no aguanté las ganas y me desprendí de mi ropa y dirigiéndome al baño entré con cuidado sin hacer ruido ella estaba de espaldas la tomé de la cintura y le repegué mi pene en su rajada ella dio un salto de asombro y me digo ay Toño me asustaste veo que no me pudiste esperar está bien déjame bañarte me empezó a enjabonar todo el cuerpo y deteniéndose en mi pene para enjabonármelo con delicadeza y masturbarme por un rato le pedí que si yo la podía enjabonar también me digo claro te pasándome el jabón empezando por sus enormes senos y siguiendo por su abdomen suspiraba le gustaba que la acariciara. Me dirigía su vagina y tomando el jabón le empecé a enjabonar su monte y teniendo bastante espuma procedí a meter mi mano hasta su parte arrancándole suspiros así estuve como cinco minutos ella me comentó que había tenido su primer orgasmo. Procedí a abrir la llave del agua y los dos unidos nos enjuagamos ella me digo que ese baño le supo muy bien diciéndome que me había ganado un premio inclinándose y besando mi pene sentí que me venía al sentir sus labios en mi pene sin querer le tomé la cabeza y no dejé que se alejara de mí pene, ella comprendió lo que quería introduciendo la cabeza de mi pene en su boca y succionando yo estaba feliz observando cómo mi hermana me mamaba mi pene le comenté que estaríamos mejor en la cama me dijo que sí tomándola en mis brazos la llevé hacia la cama depositándola con delicadeza en ella. Y contemplando su cuerpo me incliné y besé su abdomen ella suspiró me pidió que siguiera me subí a la cama y montándome en su abdomen me dediqué a besarle y mamarle sus pechos siguiendo por el centro de sus pechos hacia la parte inferior llegando a su monte de Venus y siguiendo hacia su sexo ubicando su clítoris y pasándole mi lengua por encima arrancándole más suspiros a mi hermana pidiéndome más, más.

Tomándolo con mis labios y succionado su clítoris tuvo su segundo orgasmo de la tarde sintiendo como se estremecía y temblaba a mi hermana me volteé y poniendo mi pene en su cara ella permanecía con los ojos cerrados y al sentir en sus labios el pene sólo abrió la boca para recibirlo y empezó a mamarlo y yo empecé a penetrarla con mi lengua recibiendo con mas ímpetu la mamada. Haciendo un magnifico 69 así estuvimos como 5 minutos dándonos placer uno a otro hasta que ella me dijo es hora de que conozcas el sexo anal y procedió a voltearse y ofreciéndome su inmenso trasero me digo bésame la espalda y luego mi trasero, procedí a besarle cada centímetro de su espalda yendo hacia la parte inferior besando sus nalgas hasta que llegué a su ano ahí estaba rosado y apretado le pregunté qué hacía me dijo acaríciamelo con tus dedos pero primero mételos en mi vagina que esta más que lubricada procedí a meter mis dedos en su vagina primero uno estaba muy mojada eso hacía notar que estaba súper caliente procedía a meter otro de mis dedos ella disfrutaba cada cosa que le hacía, me dijo ahora sí acaríciame mi ano e intenta introducir uno de tus dedos pero con cuidado.

Le pasé mis dedos por su ano y ella suspiraba metí la punta de uno de mis dedos en su ano se sentía súper estrecho seguí introduciendo mi dedo ella me decía despacio, despacio ya que tenía todo mi dedo en su interior me dijo espera un momento a que me acostumbre a tu dedo ahora sí empieza a hacer círculos en mi interior para azanchar mi ano empecé a hacer lo que ella me decía sentía un gran placer al sentir cómo me aprisionaba mi dedo con sus dos nalgas pensé si esto siento en mi dedo qué sentiré en mi pene ella me dijo trata de meter otro de tus dedos lo empecé a meter me costó menos trabajo ya tenía dos de mis dedos en su interior y su ano se iba dilatando cada vez más me dijo hermanito ya esta preparado para recibir tu pene saca tus dedos y introduce tu pene en mi vagina para lubricarlo y luego lo metes en mi ano pero le ayudas con tu mano procedí a meterlo en su vagina estaba súper lubricada y mi pene entró como cuchillo en mantequilla se sentía súper caliente lo dejé un momento a dentro y empecé a cogerla ella me dijo qué tal se siente le respondí se siente bien rico me dijo ahora métemelo en mi ano tomé mi pene que estaba bañado en fluidos de ella dirigiéndolo a la entrada de su ano metí la cabeza de mi pene y sentía cómo me lo aprisionaba empecé a metérselo poco a poco se sentía cómo se iba abriendo paso en su interior hasta que entró todo me quedé quieto sintiendo cómo me apretaba sentía un gran placer casi me vengo pero me contuve y procedí a sacarlo y meterlo me sentía en las nubes ella estaba jadeando síntoma de que también estaba disfrutando me pidió que se la metiera lo más hondo que pudiera y luego la sacara hasta fuera para que se la volviera a meter de un solo tirón. Ella ya se estaba viniendo por cuarta vez y yo no pude aguantar más viniéndome en su ano ella sintió mis convulsiones y apretó más su interior exprimiéndole más, estaba extasiado con ese movimiento mi pene seguía duro ella aflojó un poco siguiendo yo expulsando esperma en su interior sin aflojar en ningún momento su ano mi pene seguía parado como si no me hubiese venido me dijo hermanito qué tal se siente le contesté que se sentía muy rico me dijo pues síguele que todavía siento tu pene en mi interior procedía a metérselo y sacarlo durante 15 minutos estaba rojo mi pene de tanta fricción y por lo apretado de su ano ella también sentía que lo tenía rozado pero era más el placer que el dolor me pidió que me viniera ya lo cual yo procedí con más rapidez mis embates. Sintiendo ya mi esperma en la punta del pene descargando todo en el interior de mi hermana era increíble me estaba viniendo a chorros en su interior era ya mi segunda venida sin haberlo sacado de su ano.

Quedé agotado acostado sobre ella poco a poco mi pene se fue saliendo de su interior al salir en su totalidad pude apreciar cómo parte de mi semen salía de su ano corriendo por sus músculos ella también estaba agotada y me dijo me he venido como nunca me has hecho terminar seis veces procedió a limpiarme mi pene con su lengua y empezó a mamarme el pene el cual reaccionó y se empezó a poner duro de nuevo a lo cual mi hermana me comentó que era imposible ya que había expulsado una gran cantidad de esperma le dije que ella me excitaba mucho me dijo bueno hermanito y ahora cómo le vamos hacer para bajártelo no sé le dije ya sé te encantan mis senos verdad le dije sí bueno pues vamos hacerlo con mis senos súbete encima de mí y pon tu pene entre mis senos procedí a hacer lo que me dijo ella tomó sus senos y apretó mi pene se sentía extraño pero rico me dijo bueno hermanito empieza a meter y sacar. Seguí sus indicaciones me estaba follando a mi hermana por tercera vez le pedí que abriera la boca para que recibiera mi pene ella obedeció me daba unas pequeñas mordidas las cuales provocaron que me viniera en su boca ella reaccionó muy tarde ya que todo mi semen fue a dar al fondo de su garganta no quedándole otro remedio que tragárselo para no aguarse me dijo cómo serás hermanito yo que nunca he dejado que se vengan en mi boca y tú hasta hiciste que me lo tragara pero veo que sabe bien limpiandose con el dorso de la mano unas gotas de semen que le escurrían me dijo bueno hermanito espero que estés satisfecho porque yo quedé más que satisfecha y espero volver a repetir esto ya que me doy cuenta que tanto a mí como a ti nunca vamos a poder dejar de hacer el amor ya que el lazo que nos une es muy fuerte desde hace 20 años desde nuestra primera vez.
 

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Hermanos y Hermanas ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

 

 Incesto Incesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Tia y Sobrino

 Videos y Fotos de Incesto

MI TIA, MI MAESTRA EN EL ARTE DEL SEXO

Hicimos el amor en varias oportunidades y por toda su casa, en el cuarto de sus hijas, en el de su hijo, en el de visitas, en el baño, en la cocina y en la azotea


Bueno, empezaré por contarles que desde ya hace 3 años que vengo leyendo los relatos que día a día se van publicando en esta columna. Hoy tengo 21 años y siempre quise escribir acerca de mi primera vez con mi tía que en ese entonces tenía 47 años y yo 18 años. Nunca me di un tiempo para hacerlo ya que actualmente estoy en la universidad y muchas veces el tiempo no me alcanza. Hoy me animo a hacerlo ya que siempre hay una primera vez ¿verdad?. Yo vivo en el Perú, en Lima para ser más exactos y ella vive en Huancayo que es una provincia que queda a 3 ó 4 horas de acá.
Recuerdo que en ese entonces mis tíos habían invitado a toda la familia al bautismo de sus dos hijas que tenían 8 y 11 años. Y fue así que todos empacamos nuestras cosas y nos fuimos de viaje ya que justamente coincidía con un fin de semana largo. Desde ya, yo había aceptado ir porque siempre me llamó la atención mi tía quien es de tez clara, talla mediana, delgada pero con un par de senos firmes y bien puestos y ni qué decir sobre sus nalgas que están para comérselas. Es muy bella de rostro y tiene una sonrisa que encandila a cualquiera. Además también, iba porque justo el año pasado había acabado el colegio y no había excusa alguna como para poder faltar.
Siempre al ver las fotos y mirarla a ella pensaba en cómo sería si por lo menos llegase a darle un beso o darle a entender que siempre me gustó, cosa que hice también durante el viaje. Sabía en ese entonces que era totalmente absurdo e imposible lo que pensaba. Que era una utopía que ella pudiese fijarse en mí, pero para mi gran sorpresa todo eso y más ocurriría unos días después.
Al llegar lo primero que hice fue saludarla a ella quien se sorprendió de verme tan cambiado ya que la última vez que nos vimos había sido como hace 4 años; recuerdo que traté de prolongar aquel beso en la mejilla lo más que se pudo, tenía puesto un perfume muy rico típico de ella, al abrazarla quería pegarla hacia mí y sentir sus senos pero como todos estaban presentes sólo atiné a saludarla rápidamente. Luego lo saludé a él, mi tío, a quien si bien no lo odiaba, me era indiferente su presencia pero eso sí, le mantenía cierto grado de respeto ya que es el hermano mayor luego de mi mamá. Todos nos alojamos en su casa (mi abuela, mis demás tíos y primos) ya que es muy grande. Éramos como 24 personas. Al día siguiente era el bautismo, en la mañana arreglaron el segundo piso de su casa para hacer la recepción y una pequeña reunión. Ella estaba tan atareada que ni cuenta se daba de que yo posaba mi mirada a cada instante en ella y principalmente en su cuerpo. Seguía divagando y haciéndome a la idea de que nunca podría pasar lo que quería que pase con ella. Recuerdo muy claramente que sólo deseaba un beso de esos labios tan carnosos que tiene, creo que me conformaba con eso, sólo con eso, un beso.
Al llegar el mediodía sucedió lo inesperado, a mi tía se le había olvidado comprar los pendientes de mis dos primas, entonces como toda la familia estaba ocupada en otras cosas, no había quién acompañara a mi tía a comprar dichos aretes y como yo siempre estaba al tanto de ella, me ofrecí a acompañarla y ella aceptó de muy buena forma.
En el camino yo me sentía la persona más feliz del mundo ya que estaba directamente en contacto con ella, es decir, me estaba prestando atención solamente a mí. Hablábamos de cómo había pasado el tiempo y en eso le dije habrá pasado para mí, porque tú sigues manteniéndote igual de regia y muy hermosa!, al decir esto, pude notar que ella se sentía halagada y avergonzada a la vez y lo único que hizo fue soltar una sonrisa, ya que seguramente no esperaba tal comentario de mi parte. Al regresar, ya eran como las 2 de la tarde y tenían que apresurarse para ir a la iglesia. Al ver a mi tía arreglándose y maquillándose en el baño, atiné a silbarla y piropearla, ella me miró y dio otra de sus dulces sonrisas como agradeciendo el cumplido. Todos asistieron a la iglesia menos yo y otra tía que nos quedamos porque ella se estaba encargando de la cocina y yo veía lo referente a la música y los equipos de audio para la reunión que se vendría luego.
Ya en la noche todo salía de maravilla, mis familiares y amistades de mis tíos bailaban y bebían a más no poder, luego vino la cena, luego nuevamente el baile y yo claro no perdía la ocasión de sacarla a bailar cuando podía. En cada paso de baile, aprovechaba, ahora sí, de pegarla lo más que se podía a mi lado y sentir todo su cuerpo junto al mío, ya no había ningún temor como cuando la saludé al principio, ya que todos bailaban y parecía normal hacer eso.
Poco a poco el ambiente se iba calentando ya que con el pasar de las horas, la gente se iba emborrachando, menos los primos que al igual que yo no cumplíamos la mayoría de edad y porque tampoco nos lo permitían. Pero como nunca falta algún tío que como sabía que ya había acabado el colegio, me daba de tomar un poco y así todo era felicidad para mí, me sentía en el paraíso de por fin poder confraternizar con toda esa gente mayor. Él, mi tío, bailaba alegremente con una amiga de ellos, al parecer ambos se gustaban, cosa que se dieron cuenta todos, menos la persona más indicada, mi tía. Nadie decía nada, ni tampoco había porqué hacerlo ya que todos mis tíos y tías que asistieron son hermanos de él, incluyendo mi mamá; y porque también mi tía no les caía tanto que digamos a todos ellos y como que de cierta forma alcahueteaban a mi tío. Lo bueno y lo malo para mí fue que ella también se divertía OJO sólo bailando con sus amigos y amigas de la clínica donde trabajaba, porque aunque no lo mencioné antes, ella es enfermera. Ya eran casi las 5 de la mañana y quedaban como 6 personas, mi tío, mi tía, una pareja de señores que eran los mejores amigos de ellos y una compañera más de mi tía; todos los demás ya se habían ido a dormir. En eso tocaba la canción de los Iracundos: “Con la misma moneda”, grupo que hasta ahora me trae recuerdos y que de paso se convirtió en uno de mis favoritos y en eso la otra amiga que quedaba ya tenía que retirarse, por lo que mi tía se ofreció a acompañarla hasta la salida que obviamente quedaba en el primer piso, yo aproveché la ocasión y fui con ellas, mi tío seguía tomando y hablando con la pareja de esposos que aún seguían ahí. Al despedir a la amiga de mi tía y cerrar la puerta y proceder a regresar arriba, le dije a mi tía para bailar la canción que aún seguí sonando y como a ella también le agrada mucho los Iracundos, aceptó y nos pusimos a bailar ahí al costado de la puerta en el primer piso los dos solos. Aquél que haya oído la mencionada canción, sabe que es en ritmo de balada, por lo que agarré su cintura con una mano y con la otra sostenía una de sus manos, ella había puesto su otra mano sobre mi hombro. Al sentir el olor de vodka combinado con whisky que emanaba de su boca y sentir que estaba un poco mareada, la sorprendí y la besé con tanta pasión que ella en un primer momento me empujó y me dijo que como era posible tal osadía de mi parte, me recordó que era mi tía y que eso no era posible. Yo le respondí que eso no importaba, que siempre me llamó la atención y que me gustaba mucho. Fue cuando nuevamente la besé y fue ahí donde ella me correspondió el beso, ya que ella con sus manos frotaba mi cabeza en señal de que estaba disfrutando el beso, yo también le frotaba el cabello y con mi mano derecha cogía su cintura y la aprisionaba junto a mí, para que pudiese sentir la erección de mi pene, que ya estaba a mil, queriendo salir del pantalón. No sé si ella habría notado ese detalle, pero lo único que sé es que su hijo (de unos 4 años), el menor de los tres que tiene, estaba bajando y se ganó con el beso que le estaba dando a su mamá. Fue entonces que ella se asustó y corrió hacia él, lo agarró y éste empezó a llorar. En eso mi tío estaba bajando con sus amigos que ya se iban y al ver un cuadro extraño en el primer piso, preguntó que había pasado, ya que el llanto de mi primito completaba aún más lo sospechoso de la situación. Por suerte mi primo no dijo nada y mi tía alegó que estaba así porque ya tenía sueño. Luego nos despedimos de sus amigos y fue cuando todos nos fuimos a dormir.
Al día siguiente yo pensé que todo había sido un sueño, ya que todo parecía de lo más normal, era domingo y casi todos tenían que regresar a Lima debido al trabajo, incluida mi familia. Al ver a mi tía parecía que no recordaba lo que había pasado sólo unas horas atrás. Total yo ya estaba conforme porque ya había cumplido con mi misión. Ya en la noche llegaba el momento de partir pero antes íbamos a cenar. Ya en la cena delante de todos, mi tía me preguntó que por qué no me quedaba unos cuantos días en su casa, ya que al fin y al cabo estaba de vacaciones y ya no tenía obligación alguna. Recuerdo con mucha gracia que mi tío también me animó a quedarme (pobre, si hubiese sabido lo que pasaría después), y luego todos adujeron: Claro aprovecha tus vacaciones y quédate un tiempo, total luego te preparas para postular a la universidad. Yo ya había tomado una decisión desde el momento en que mi tía me había hecho la invitación de quedarme y fue entonces que respondí con un: ¡¡Claro está bien, porque no??!!.
Y así llegaron los días en que empezaba a darse toda la antesala de lo que sería follarme a mi tía que tanto deseaba. Mis primas iban a la escuela durante las mañanas, mi tío viajaba y salía, ya que su trabajo consiste en la venta de materiales electrónicos a las diferentes empresas, sólo quedábamos en casa: mi tía, mi primito y yo. Todo transcurría de la mejor forma, ella aún actuaba como si nada hubiese pasado, salíamos por las tardes a pasear, a comprar cosas, al mercado, etc., etc. casi todas esas veces en compañía de mis primas y una que otra vez de mi tío. Un día le sugerí a mi tía llevar a mi primito al cine, y ella me dijo: “Claro buena idea!”, y aprovechando que mis primas tenían mucha tarea, fuimos sólo los tres. En plena película que recuerdo que era creo Cats & Dogs, yo estaba sentado al lado de mi tía y mi primo como todo niñito de su edad estaba de lo más entretenido con la película, en eso no me explicó porqué (tal vez por instinto), mi mano izquierda agarró la derecha de ella y nos quedamos así hasta el final de la película, yo por momentos le apretaba la mano y ella correspondía a mis apretones y también aprisionaba mi mano contra la suya. Ambos no decíamos nada y actuábamos como que si todo eso de lo más normal o como si no hubiese pasado. Me parecía tan raro que mi tía, una persona seria, no dijese ni haga nada con el extraño comportamiento que tenía yo para con ella. Así al llegar, cenar y ya irme para el cuarto que me habían asignado, sentí que mi tía entraba, yo ya estaba echado y fue entonces que se sentó en medio de la cama y me dijo Richard, quiero hablar contigo. Yo me puse un poco nervioso, ya que no parecía preocupada, ni molesta. Me senté sobre la cama y fue entonces que ella me dijo: “¿Qué está pasando? Estoy notando varias actitudes tuyas, me agarras de la mano y ni pienses que olvidé lo que pasó aquel día”. En ese instante ya me había puesto nervioso, ya que imaginé que se lo iba a contar a mi tío y que todo se iba a llegar a saber, pero no fue así, fue cuando me dijo: “¿Sabes?, todo eso me gusta” y fue cuando ella ahora tomó la iniciativa, se acercó a mí y me besó. Terminó y me dijo: “Luego hablamos” y se retiró. Yo me quedé más impresionado y anonadado que nunca, simplemente no lo podía creer. Al día siguiente mi tío tenía que irse de viaje por dos días, durante el día ya parecíamos un pareja, nos besábamos, pero sólo hasta ahí llegábamos, o era tal vez que sólo hasta ahí me atrevía a llegar con ella, ya que sentía que no era del todo correcto.
Ya en la noche mis primas se iban a dormir, mi primo ya se había quedado dormido, yo estaba en el cuarto escuchando música y fue ahí donde nuevamente mi tía entró, vestía una bata blanca y entonces me dijo: “Ven, vamos para mi cuarto!”. Nuevamente, no sé si en esos momentos no pensaba o no quería darme cuenta de lo que ella tramaba y sin decir nada fui detrás de ella. Al llegar al cuarto de mis tíos, vi la cama entreabierta, ahí reaccioné y entonces empecé a besarla con tanta pasión e intensidad que no me importaba nada, y cual fue mi sorpresa, de que al sacarle la bata estaba completamente desnuda. En eso sentí como ella bajaba sus manos hasta agarrar mi verga por encima de mi pijama, que se encontraba súper erecto y más duro que nunca, cuando lo agarró me dijo: “Umm qué delicioso!!!, supongo que hoy será mío ¿no?”, yo no respondí y seguí besándola por el cuello, bajando poco a poco, hasta que llegué a sus senos, como es blanca se notaban bien blanquitos y con las puntitas bien rosaditas, deliciosas para besarlas y así fue, empecé a besarlas y darles unas pequeñas mordidas en sus pezones, sentía como ella empezaba a jadear. Terminé por sacarle toda la bata que se encontraba aún por su cintura. Entonces ella se echó sobre la cama y me invitó a seguirla con una cómplice sonrisa de mujer excitada y lista para ser follada. Sin pensarlo dos veces me saqué el pantalón y me quedé sólo con la trusa puesta y me eché a su lado. Era la primera vez que iba a hacer el amor, y que mejor que con la persona que tanto me gustaba y atraía desde pequeño. Yo era un inexperto en la materia por lo que ella se dio cuenta y me preguntó:”¿Es la primera vez que lo haces?”, ni bien le dije que sí, noté como se excitó y empezó a tomar el control de la situación. Yo estaba un poco nervioso, pero poco a poco los nervios se me iban yendo. Seguíamos besándonos y le decía que siempre me había gustado, que me llamaba la atención desde que tenía uso de razón y que la razón por la que me quedé fue porque deseaba tanto ese momento que ya estábamos viviendo, que me gustaba y que quería hacerla mía de una vez, que todo eso era el motivo por el cual yo actuaba así con ella, y ella me respondió al oído: “Yo también sentía lo mismo, me di cuenta desde el día en que me besaste”, ambos ya estábamos más que excitados supercalientes diría yo. Fue entonces que bajé mi mano y empecé a agarrar por primera vez la vagina de una mujer y sentir esa humedad de la que tanto me hablaban algunos amigos, sentí como su conchita estaba bien mojada y bien calientita, empecé a frotarle el clítoris y pude sentir toda ese suave vello púbico que tanto me gusta en una mujer, sentí como ella cerraba los ojos y sacaba la lengua lamiéndose el contorno de su boca en signo de estar gozando de mis caricias, seguía posando mi mano en su vagina hasta que sentí un pequeño agujero que sería sus labios vaginales y fue cuando introducí unos de mis dedos en ella, pude ver como ella seguía tan excitada al punto que ya se iba a correr de tanta excitación, pero fue entonces cuando ella me bajó la trusa, se arrodilló, me cogió el pene y se lo puso en la boca y me la empezó a mamar, era la primera vez que también sentía lo delicioso que es una mamada de una mujer que sabe bien lo que hace, sentía como su boca trataba de tragarse todo mi pene, sentía esa succión tan placentera que hacía con sus labios, miraba como jugaba con mi pene besándolo y lamiéndolo en cada milímetro, como agarraba mi verga y me besaba en la base mientras me miraba como diciéndome esto es mío, luego me mordía suavemente los huevos y me echaba un poco de saliva en la punta que estaba bien roja de la excitación y se lo volvía a introducir a la boca, hasta tragársela lo más que podía. Pude sentir cómo toda su experiencia en el sexo se plasmaba en aquella mamada de ensueño que la estaba aplicando, estaba tan caliente que estaba apunto de venirme en su boca y cuando ella se dio de eso me dijo “No, no, no; tu semen me la dejas en mi conchita no en mi boca, quiero que me inundes primero mi concha, que me la dejes chorreando, luego te lo dejaré hacerlo en mi boca ¿ok?”. Eso me puso más caliente aún y no aguantaba para que por fin pudiese penetrarla y sintiera cuan dura estaba poniendo mi pieza cada vez que hablaba como toda una reverenda puta y por fin poder sentir lo rico que es comerse una buena concha. Fue de ahí que se tiró a la cama y me abrió las piernas mostrándome su hermosa chucha que ya desprendía un riquísimo olor y que estaba bien mojadita, no lo pensé dos veces y me abalancé hasta su vagina y empecé a chupársela, le metía mi lengua hasta lo más profundo que pude y empecé a besar cada uno de sus deliciosos y suaves vellos púbicos mientras buscaba su clítoris para saborearlo y lamerlo, ella me aprisionaba la cabeza con una mano y con la otra se cogía los pezones, gimiendo y diciéndome “Así papi, cómeme la concha así, tu tío nunca me la chupó ahí, sigue así! Lo haces tan bien!!”, entonces sentí como mi boca se llenaba de aquellos deliciosos jugos que me confirmaban que no había aguantado más y se había corrido en mi boca, sentí como lanzó un gemido de placer y como me apretó lo más fuerte que pudo a su clítoris que casi me quedo sin respiración. Fue entonces que yo tomé la iniciativa, me levanté, le abrí las piernas y comencé a metérsela poco a poco, ella en ese momento me agarró la verga y se frotó el clítoris, ello la excitaba mucho y lo puso justo a la entrada de su conchita, al sentir ese contacto de mi verga con su agujerito, sentí una sensación electrizante, poco a poco se la fui introduciendo y ya por la mitad sentí como mi tía me agarraba mis nalgas y me empujaba hacia ella para de una vez por todas metérsela hasta lo más profundo de su deliciosa vagina aún más caliente que al principio, al contacto con mi pene sentí como su conchita me aprisionaba y apretaba mi pene, fue la sensación más placentera que pude haber sentido en mi vida, sentía una electricidad que recorría todo mi cuerpo y ponía mi verga a mil; sentí como la humedad de su vagina y la saliva que había dejado al mamármelo empezaban a producir un ruido muy apoteósico, era un sonido muy burbujeante, se sentía el calor de nuestros sexos y como ellos nos decían estamos aquí disfrutándonos con tal sonido que realizaban, al empezar el mítico movimiento del mete y saca, ella dio un leve gemido y empezó a gritar: “Así!! destrózame la concha, cómetela todita, es totalmente para ti amor!!, desde hoy tú serás mi hombre, y quiero sólo tu pinga en mi chucha, me encanta tu verga, dime que sólo será mía!!!, eso me pertenece, tírame bien rico mi amor!! Haz lo que tu tío nunca hizo!!”, ambos nos desconocíamos, ya que yo también empecé a decirle una serie de cosas mientras la penetraba, le besaba los senos y ella me cogía de los glúteos para que llevase el ritmo, estuvimos así como 25 minutos, en eso ella se sorprendió y me dijo “¿Qué pasa?¿Por qué no eyaculas?”, a lo que yo me sorprendí y le dije ¿Tiene algo de malo? Y me respondió:”No para nada!! es que me sorprende que dures mucho, tu tío ya se hubiera venido, olvídalo y sigamos!!” En ese momento, ella me dijo que quería sentarse encima de mí y empezó a cabalgarme, sentí como su mano agarraba mi pene y se lo introducía en su vagina, yo le besaba los senos y se los agarraba al mismo tiempo, luego le cogí de la cintura, terminando por agarrarle el culo que tanto deseaba hace tiempo y se lo abría y trataba de meterle uno o dos dedos y de paso la ayudaba para la penetración, sentí como ella se excitaba y en cada embestida que dábamos la veía cerrar los ojos y me seguía diciendo “Así!! cógeme!! que bien que lo haces!!, dame un hijo tuyo!! quiero tener un hijo tuyo!!, lo haría pasar como si fuese de tu tío, nadie se enteraría, quiero darte un hijo”, eso me excitó tanto que empecé a embestirla con más fuerza y rapidez. Sentí como mi pene explotaba dentro de su vagina y fue entonces cuando ella se corrió al mismo instante que yo y ambos soltamos un profundo grito de placer, mi semen salía a chorros y había inundado por completo su rica y deliciosa vagina, mojamos toda las sábanas y aún estando ella encima de mí nos seguimos besando y sintiendo como mi pene se contraía y perdía lentamente su erección y terminamos besándonos, riéndonos y felices por lo que había pasado. Luego nos seguimos besando y acariciándonos mientras reconocíamos que todo eso era una locura, pero que queríamos seguir viviéndola hasta que dure. Me confesó que mi tío no sabía hacer el amor, que en realidad no lo amaba, y que estaba con él solamente por sus hijos, que le parecía que él también tenía otra, etc. y que nuevamente se había vuelto a enamorar, que quería que nos fuéramos a vivir lejos, que ella trabajaría y que seríamos muy felices. En ese entonces me parecía una idea muy descabellada, aunque ahora luego de todo lo que pasó me arrepiento de no haberle dicho que sí en aquella oportunidad en que estaba decidida a todo. Hicimos el amor en varias oportunidades y por toda su casa, en el cuarto de sus hijas, en el de su hijo, en el de visitas, en el baño, en la cocina y en la azotea. Fueron los mejores polvos de mi vida, pero como se deben de imaginar nada es perfecto y un día mi tío nos descubrió, me botó de su casa y nunca la olvidaré, manteníamos comunicación hasta hace un año, pero a las finales mi tío se enteró y ahora toda mi familia se enteró y como imaginarán, nos alejaron. Pero yo sé que ella me ama y me amará hasta el último día de su vida, me lo dijo la última vez que nos comunicamos por teléfono, y yo también siento un cariño muy especial por ella, si algún día se da la oportunidad de volver a estar con ella o de hacer una nueva vida tengan por seguro que me iría con ella, ya que fue mi maestra en el arte del sexo. Recuerdo que la última vez que lo hicimos como presintiendo lo que pasaría me dijo: “Ahora sí puedes hacer feliz a una mujer” y fue cierto. Ella marcó una etapa muy importante en mi vida. Luego de ella estuve con varias mujeres, todas ellas maduras. Porque así como ellas me enseñaron muchas cosas, yo quiero demostrarles que inclusive a una edad avanzada, todo mujer es deseada y tiene derecho a vivir su sexualidad libremente y sin tapujos. Me encantan las mujeres y más aún si son todas maduras, me fascinan, no las cambiaría por nada del mundo. Porque una mujer madura sabe lo que quiere y saben darse por completo, están dispuestas a probar de todo con tal de ser felices. Ya en próximas historias les contaré de mi primera vez con el sexo anal, con la lluvia dorada, con el beso negro, etc; que por desgracia lo descubrí con otras mujeres y no con mi querida tía.
Cualquier comentario o sugerencia serán bien recibidas y más aún si es que es de una madurita, tengan por seguro que responderé a la brevedad posible. Me gustaría poder contactar con varias amigas y quien sabe tal vez más adelante sean parte de mis historias. Saludos.

 

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Tias y Sobrinos ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

 

 Incesto Incesto [ Relatos , Fotos y videos ] : Primo y Prima

 Videos y Fotos de Incesto

La primita está preparándose para una fiesta y el primo la acompaña. Ella es una muñeca sensual y le vuelve loco de deseo. Terminan en un motel pasando una noche de lujuria.

Eran las 9 de la mañana cuando me levanté de la misma forma que todos los días, desayuné y me cambié, como estaba de vacaciones, salí a dar un paseo para despejar la mente.

Al estar en el centro de mi ciudad advertí una belleza despampanante que estaba adelante de mí y pude apreciar en todo su esplendor su hermosísimo y gran culo, al quedarme casi babeando ante tan asombroso trasero, me doy cuenta que era alguien conocido, voltea hacia mí y veo que es mi prima Alejandra, que ahora les voy a describir.

Es de estatura mediana tirándole a baja, delgada con pelo quebrado abajo de los hombros, tez morena, unas tetas medianas pero súper apetecibles, su cara es bella siempre con una sonrisa, su mayor atractivo por mucho es ese par de piernas inmensas y hermosas que tiene, cada que la veo hago hasta lo imposible por no cogérmela cuando la veo, por que siempre usa pantalones pegados y casi revienta dicho atuendo.

Bueno continuando con mi relato, todavía con la cara de idiota al ver ese trasero escultural, la saludé, con un beso en la mejilla como es costumbre, después ella me dijo que en la noche celebrarían una fiesta por parte de su prepa, como no tenía con quién ir me pidió que la acompañara, formalizamos y quedé de pasar por ella como a las 8:30 , cuando llegué a tocar a casa de mi tía, salió ella acababa de bañarse, y se vistió con una minifalda súper apretada de color azul, sin bragas porque no le gustaba que se notaran en las nalgas, también portaba un top negro que apenas si cubría la aureola que rodea sus pezones.

La tomo de la cintura y nos vamos en el coche, llegamos como a las nueve al antro cuando nos vieron bajar del coche los ojos de los chavos se posaban en mi prima y en mí pero con una gran envidia, nos metimos al lugar, ahí empezamos a bailar, y pedimos unas cervezas,.

Después de varias cheves, mi prima anda medio ebria y me pide salgamos a bailar, en la pista estábamos cuando ponen la música estilo reggae y otras piezas que se bailan muy sensualmente entonces mi prima se pega a mi cuerpo, abre las piernas y yo le meto una pierna entra las suyas para poder bailar mejor, ella me toma de la cintura y me jala hacia ella, yo me empezaba a excitar y Alejandra estaba calentísima, me sobaba toda la espalda, y después de 5 minutos llevó sus preciosas manos a mis nalgas y yo me sorprendí pero en venganza hice lo mismo, y por fin mi sueño se cumplió de tocar ese par de tremendas formas, le metí sobre la ropa dos dedos a la raya de sus nalgas y ella empezó a suspirar, después subió una de sus manos hasta mi cabeza y me besó , ese beso fue tan cachondo que yo ya quería encuerarla ahí mismo, después yo subí una de mis manos hasta sus tetas y las empecé a magrear , esas tetas que estaban tan duras, riquísimas, le pellizqué el pezón y sobaba toda la teta como si estuviera amasando algo, ella tomó mi miembro sobre la ropa y restregada cu concha contra mi bulto que ya quería reventar el pantalón o salir por arriba del mismo, yo le dije que nos fuéramos a un lugar mas despejado.

Salimos de ahí y tomamos rumbo hacia un motel, todavía ni estacionaba el coche cuando ella ya estaba besando mi bulto y yo calientísimo que no pensaba más, entramos a la habitación y yo la traía cargada abrazándome con las piernas y besándome como tratando de succionarme la lengua, la aviento en la cama ,me disponía a saltar sobre ella cuando me dijo espérate te tengo una sorpresa, acto seguido y empieza a bailar y sacarse la ropa de forma idéntica a la de una bailarina de table dance. cuando esta totalmente desnuda y saltando , me aluciné con ver sus tetas como botaban igual que si fueran balones.

Ella salto sobre mí y después me aventó a mí, cosa que me sacó de onda, se agachó y abre mi pantalón tomando mi pene en sus manos y masturbándome, el tacto con esas manos me puso a mil, pero ella tenía planes para toda la noche, metió mi pene a su boca y lo recorría con su lengua desde la cabeza hasta la base chupaba mis testículos como si fuesen dulce, lo mismo hacía con la cabeza, yo me sentí en el paraíso, el placer era inmenso, esa forma de mamar era de una profesional, yo la levanto y mamo sus pezones y juego con sus tetas que me hacen soñar con ellas, ella esta gimiendo de placer, mientras tanto con una de sus manos me masturba, siento que estoy a punto de venirme cuando la obligo a que se agache y se ponga en cuatro, me coloco abajo de ella y le mamo su conchita ,formamos un 69 perfecto, sus jugos me sabían a cielo, ella chupaba mi verga como desquiciada, yo ya gritaba de placer, y le metía mi lengua en su conchita como compitiendo con ella para ver quién terminaba primero, ella gritaba y casi aullaba de placer, salieron unas lagrimas de todo el placer que recibía, las estaba embistiendo por la boca y ella acompasaba mis movimientos con sus caderas, Alejandra me decía déjame ya , no voy a poder seguir mamando, ya , ya, con un grito inmenso me demostró su orgasmo, todavía con muy poco aliento y gimiendo por la secuela de tan grande orgasmo, me siguió mamando la verga, la usaba como paleta después aceleró el ritmo, Alejandra decía, que buena pija tienes, vas a ser mi primo consentido, mientras chupaba yo le dije que iba a venirme entonces aceleró más el ritmo y yo ya me moría de placer, como chupaba mi primita, en eso arqueé mi espalda por el mejor orgasmo de mi vida, nos quedamos tendidos en el piso entre abrazados y dándonos pequeños besos, yo le digo que en esas tetas me acabaría de criar y que están riquísimas, me respondió "¿las quieres? son tuyas siempre que me des placer como ahora" .

Yo que no soy de palo instantáneamente le dije que sí y otra vez me puse a chupar sus pezones que estaban durísimos y parecían explotar, le decía qué buena estas prima, Alejandra siempre te he querido follar, apenas unos minutos de esto y mi palo estaba erecto otra vez, al grado de que me dolía, ella se dejaba hacer lo que a mí me placiera, le metí 3 dedos de un jalón en su panochita que tiraba jugos como regadera, entraron sin el menor esfuerzo porque con tantos líquidos lubricaban muy bien , ya estaba rogando entre jadeos y gemidos, cógeme , jódeme ya, yo le dije, pues primita tu deseo será realidad, y la abrí al máximo las piernas, se la metí de un jalón, Alejandra gritó de una forma que me prendió como rayo, pero fue un grito que nunca antes oí, era tan sensual que me volví loco, por tanta excitación, las embestidas que yo le daba eran acompasadas por sus movimientos de diosa del sexo ella gritaba, dame más, métemela fuerte, sí así sí siiii, quiero sentir tu lechita dentro de mí métemela fuerte, sí dame más, dame todo, si ya estoy acabando, ahhh ahhhh arghhh.

Con esos gritos me anunció que había tenido un orgasmo fenomenal y se bajó de mi verga, la chupó aún más después otro rato, se la sacó de la boca y se tendió boca arriba, me dijo ponte encima de mí sentado en mi vientre, puse mi verga entre sus tetas y me hizo un rusa fenomenal y besándome periódicamente la cabeza, ya cuando no aguanté le aventé el poco semen que ya quedaba en mis huevos y se lo comió todo, en la mañana estábamos abrazados todavía, la muy cachonda quería que le diera más y nos metimos a bañar juntos donde lo hicimos otra vez, pero eso se los contaré después.

 

Mas relatos , fotos y videos de incesto entre Primos y Primas ... [ Pulsa Aqui ]
50.000 relatos , acompañados con mas de 30.000 fotos y 10.000 videos
Solo incesto real - Verdaderas experiencias de Incesto Familiar
[ Pulsa Aqui ]

 

 6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia

24 horas !! de Peliculas porno
Por solo 1 euro = 24 horas !!

- Acceso por tarjeta

Incesto, sexo anal , corridas, lesbianas, transexuales, maduras etc ..
Podras ver durante 24 horas !! peliculas porno por solo 1 euro
En el servidor privado hay mas de 8.000 dvds porno

Pulsa aqui para entrar por 1 euro o 1 dollar

6.000 peliculas porno  por solo 1 euro o 1 dollar | Mas de 5 millones de personas entran cada dia


.:| Relatos de incesto - Relatos de incesto real .com |:.

porno gratis | porno | sexo  | webcams sms | porno gratis | webcams sms | sexo | sms webcam

En esta web de incesto podras encontrar :

Relatos Padres e Hijas , Relatos Madres e Hijos , Relatos Incesto Gay , Relatos de Incesto

Y sobre todo videos de incesto de :

Padres, madres, hijos, hijas, tios, tias, abuelos, abuelas
Hermanos, hermanas, primos, primas, tios, tias y mucho sexo en familia

   © 2005 Relatos de Incesto Contactarse con Relatos de Incesto Real .com
Dile NO a la pornografía Infantil Denunciala! Proteje a tus hijos de las web eróticas
 

incesto, relatos de incesto , sexo incesto , videos de incesto , fotos de incesto ,  videos de incesto , videos de incesto